Pasar al contenido principal

Despoblado de Jinquer: un paseo por la memoria

Del horror de la Guerra Civil se pueden extraer muchas enseñanzas. Un Conjunto Memorial puesto en marcha por el Ayuntamiento de Alcudia de Veo tiene las claves

Del reto de la despoblación surgen a veces soluciones imaginativas, que ponen en valor el patrimonio de los pueblos en riesgo de desaparición. Sin duda, el turismo es la piedra clave que revitaliza el entorno de la Mancomunidad Espadán-Mijares, e incluso cuando la vida se ausenta, como en el caso que nos ocupa, podemos seguir llamando a las puertas del pasado, seguros de que la memoria nos va a atender, tan solícita como siempre.

Si viajamos a Alcudia de Veo, en pleno Parque Natural de la Sierra de Espadán, no tardaremos en conocer que su término abarca tres núcleos habitados –Alcudia de Veo, Veo y Benitandús– y uno deshabitado, Jinquer. Los buenos oficios del Ayuntamiento de Alcudia de Veo han inspirado la creación del Conjunto Memorial Jinquer - la Almenarilla, cuya visita os recomendamos encarecidamente.

Despoblado de Jinquer

A lo largo de 5,1 kilómetros, que podemos completar en apenas una hora y media, los distintos paneles y señales nos llevarán de la mano por un parque de la memoria histórica en el que los fantasmas de la Guerra Civil toman cuerpo para relatarnos las circunstancias de su abandono, a través de cuatro lugares emblemáticos vinculados al conflicto.

El despoblado de Jinquer es nuestra primera parada. Evacuado durante la guerra, este caserío de origen árabe dejó de despertarse con las risas de los niños y el canto esperanzado de sus padres, que huyeron al recrudecerse la ofensiva del Levante, en la primavera de 1938.

Si en 1913 residían aquí más de un centenar de personas en sus cerca de treinta casas, el aire y el polvo se adueñaron del caserío en 1939, fecha en la que solo se atrevieron a regresar unos cuantos vecinos. Así, de la acción humana solo pervivieron las trincheras de los alrededores y, cómo no, su iglesia barroca, de una sola nave y sin techumbre, como un pecio a la deriva en un mar de frágiles piedras. El resto del despoblado semeja un cementerio sin muertos, con casas ruinosas e indistintas, corrales y patios para el ganado, una era y alguna que otra fuente.

Despoblado de Jinquer

Para llegar a esta cicatriz del tiempo, hay que seguir el lecho y el barranco del río Veo por el GR-36 y, en un momento del itinerario, desviarnos hacia la derecha, guiándonos por los restos del castillo de Jinquer. La experiencia resulta conmovedora, pero, cuidado, la ruta no se acaba aquí.

Dentro del Conjunto Memorial Jinquer - la Almenarilla, podemos admirar también el Puntal del Gordo, con un nido de ametralladoras en óptimo estado de conservación y una placa que homenajea a los hermanos requetés García Sánchez, Luciano y Mariano, ambos de Mazarrón y caídos en combate en 1938.

El primero se hallaba al mando del Tercio de Lácar y el segundo luchó, primero, en las filas del Tercio de Montejurra, y, más tarde, también en el de Lácar. Ambos fallecieron por impacto de metralla, con pocos días de distancia, al tratar de tomar la Cota 850, llamada de las Dos Tetas.

Los ecos de la Guerra Civil tabletean, pues, en este paraje, que nos dice adiós en esas colinas o “tetas”, que fueron objeto de deseo de republicanos y franquistas durante varios meses. Si la colina del sur permaneció en poder republicano hasta el fin de la guerra, la del norte cayó en manos franquistas en julio de 1938.

Para cualquier aficionado a la historia militar, las arquitecturas de una y otra ofrecen una impagable lección acerca de la tipología constructiva de cada bando: trincheras excavadas en la roca arenisca, en el caso republicano, frente a las de piedra y hormigón, con parapetos, nidos de ametralladora y observatorios en la zona nacional.

Finalmente, esta iniciativa del Ayuntamiento de Alcudia de Veo va más allá de la historia contemporánea: nos acerca a las costumbres y tradiciones de la sierra de Espadán, así como a su rica vegetación, ya que, a lo largo del recorrido, nos deleitaremos con los pinos, carrascas, alcornoques, chopos, castaños y robles que nos saldrán al paso.

Historia y patrimonio
Temas:
Planea tu visita
Despoblado de Jinquer
Show image